La Moda y las Redes Sociales

redes sociales, moda, Zara

Hoy en día, la moda y las redes sociales van de la mano. Hace unas semanas hablé de las fashion bloggers, ese mundillo que poco a poco va colonizando Instagram, Pinterest, Facebook… E Internet en general.

Pero hoy voy a hablar de la moda y de cómo algunas empresas usan las plataformas de redes sociales para dar una imagen más cercana (o no) a sus clientes.

En primer lugar, hay que tener claro por qué las empresas están en redes sociales. Vale sí, algunas están porque las otras están, y ellas no van a ser menos. Por ejemplo, si H&M tiene Facebook, como no lo va a tener Zara (aunque en el caso de esta última su gestión merece un comentario aparte).

Así pues, las ventajas de tener presencia en redes sociales pueden resumirse principalmente en estas:

  • Estas plataformas permiten una comunicación bidireccional, es decir, se crea una conversación entre la marca y el consumidor. Esto es bueno en todos los aspectos, tanto si el comentario es positivo, como negativo, ya que en este caso al estar la empresa en el medio en el que el usuario hace una crítica, puede defenderse y argumentar; no dejando la queja en un vacío sin que nadie responda y fomentando un malestar por parte de los usuarios.
  • Las redes sociales permiten saber qué es lo que quiere tu público objetivo, ya que puedes preguntarles directamente a ellos, así como saber quiénes son tus fans o tus followers. Esto hará que puedas crear un contenido acorde a sus necesidades.
  • En el caso de las marcas de moda, las redes sociales hacen de escaparate, ya que en la mayoría de los casos se publican looks de inspiración, novedades, etc. Aportan un contenido extra para que los usuarios estén “pendientes” de las actualizaciones.

Pero como todo en esta vida, las redes sociales tienen su lado oscuro y por consiguiente, sus desventajas:

  • Las redes sociales requieren una estrategia, no basta con abrir una cuenta en Facebook y publicar contenido de vez en cuando; se debe tener claro qué se quiere perseguir y cómo. Y muchas veces las empresas no tienen definido su objetivo, por lo que sus redes sociales pasan más a incordiar que a aportar algo que los usuarios esperan.
  • Si hemos dicho antes que las redes sociales son un canal bidireccional de comunicación, lo cual es positivo, esto también puede volverse en contra de las marcas. Esto es así porque los usuarios esperan la respuesta a las preguntas que hacen a las empresas, y si estas no responden, y transforman todo en una comunicación sin interacción, estar en redes sociales tiene poco sentido. Lo cual no gusta demasiado a los usuarios.

Las empresas deben invertir en contenidos de calidad únicos que busquen la interacción por parte de los usuarios, mejorando su experiencia y su percepción hacia las marcas, tratando de evitar las desventajas anteriores.

Las marcas no deben perseguir únicamente números, sino deben interesarse por saber quiénes son esos fans o followers, deben saber quiénes hay detrás.

Los consumidores son, hoy más que nunca, el centro de la estrategia de las marcas, y más en las redes sociales. Por ello, para que la estrategia de las empresas funcione en este medio 2.0 debe dar a los usuarios lo siguiente:

  • Aportar valor; darles algo que los demás no les den.
  • Interactuar con los usuarios.
  • Cubrir sus necesidades.
  • Si uno de los principales motivos por los que las marcas están en redes sociales es crear comunidad, se debe fomentar por parte de la marca; es muy difícil que los usuarios lo generen por si solos.

Lo curioso es que después de todo esto, hay marcas que no cumplen con todo lo dicho anteriormente, y uno de esos ejemplos es Zara. Por ejemplo, en Facebook la marca se limita a publicar contenido de su lookbook, es decir, contenido que podemos ver en cualquier catálogo de la firma; sin aportar nada más.

Nada personalizado salvo el hashtag (que repiten en Instagram), y poco más. Además, la poca interacción que lleva a cabo con los usuarios es sorprendente, dado que el sector de la moda es un área relativamente “sencillo” para captar la atención de los usuarios.

¿Qué gano yo siguiendo a Zara en sus redes sociales en lugar de ver directamente su web?

Y sin embargo, tiene 23 millones de fans. Como lo lees.

Se podría pensar que Zara está en redes sociales porque tiene que estar, como he dicho al comienzo del post, que no va a ser la única firma de ropa sin presencia en Internet, salvo la web. Pero lo cierto es que a Zara con el simple hecho de su propia marca, todo lo que lleva detrás las letras de Zara, es suficiente para ganar seguidores día a día, hacer que dejen comentarios… Aunque el contenido que publique la marca de moda en redes sociales sea poco atractivo y no incite a la comunicación.

Si te interesa más el caso de Zara, @billiesastre lleva a cabo un análisis más detallado de la atención al cliente 2.0 de @ZARA. En su case study habla de lo que no está haciendo bien dentro de este entorno digital la empresa, como por ejemplo, la comunicación unidireccional que lleva a cabo, o la repetición de contenido sin adaptarlo a las necesidades de los diferentes mercados.

Sin embargo, otras marcas como @SheInsider o @ASOS (esta última tiene hasta una cuenta exclusiva de ayuda a los usuarios @ASOS_HeretoHelp), han sabido comunicar perfectamente lo que quieren transmitir por medio de las redes sociales. Bien es verdad que estas marcas no cuentan con espacios físicos como los de Zara, pero hay que decir que su estrategia en redes sociales está muchísimo mejor definida, planificada e implementada que la de la firma española. Fomentan la interacción con los usuarios por medio de campañas, pidiendo su opinión y transmitiendo los mensajes de tal manera que uno sabe que al otro lado hay una persona, no solo una marca.

Por otro lado, y cambiando totalmente de asunto, aunque relacionado con la moda y las redes sociales, no quería finalizar el post sin hacer una breve mención a la web de Soldsie, una plataforma que te permite vender a través de las redes sociales simplemente mediante el uso de comentarios con un hashtag. Algo diferente e interesante para las e-commerce.

También existen redes sociales exclusivamente creadas para el sector de la moda, como es el caso de Guappas. Una red en la que los usuarios pueden subir contenido relacionado con este sector. La verdad es que observándola, se puede decir que es una especie de Pinterest… Como su tablón se podría decir, aunque por lo que se ve, con el auge de las redes más populares, esta parece algo desactualizada y con poca actividad.

Para terminar, las aplicaciones también han cobrado importancia en los últimos tiempos en todo lo relacionado con el sector de la moda. Hace meses hablé de una serie de aplicaciones que te permiten encontrar ropa a través de una fotografía. Un mundo muy interesante que puede aportar muchísimo a las empresas, ya que estas pueden desarrollar aplicaciones exclusivas, diferentes a las de otras marcas, otorgándoles a los usuarios ciertos privilegios que de otra manera serían muy difíciles de dar.

Y vosotros, ¿creéis que las redes sociales son fundamentales para el sector de la moda? ¿Las aplicaciones será el nuevo boom de esta industria?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR